miércoles, 7 de enero de 2015

¿Hay casos en los que el cribado debería comenzar antes de los 40 años?



Las pacientes con historia de enfermedad de Hodgkin tratada con radioterapia o aquéllas con una historia familiar de cáncer de mama pueden ser candidatas al cribado más precoz.




En las mujeres tratadas por enfermedad de Hodgkin, la vigilancia puede comenzar 10 años después de la exposición a la radiación de la pared torácica y mediastino. Para las pacientes con antecedentes de un familiar de primer grado con cáncer de mama, el cribado debería iniciarse 10 años antes de la edad a la cual se diagnosticó el familiar. Si el familiar se diagnosticó después de los 50 años, no habría variación en la recomendación del cribado. Sin embargo, si el familiar fue diagnosticado antes de los 50 años, la mujer debería comenzar el cribado antes de los 40 años de edad.

0 comentarios:

Publicar un comentario